KASHIRAJA: La inteligencia discernidora.

Abd Al-Ahad
2 min readJul 25, 2023
<a href="https://www.freepik.es/foto-gratis/nina-cazadora-suenos_3639609.htm#query=Problema%20y%20soluci%C3%B3n%20dioses%20india&position=43&from_view=search&track=ais">Imagen de Kireyonok_Yuliya</a> en Freepik

Los problemas nacen con su solución.

Cada fenómeno es el resultado de la causalidad, que alberga muchas más consideraciones de las que podamos ser conscientes racionalmente para entenderlo por completo. Así, las respuestas están ocultas ante aquel que no trasciende las meras formas del conocimiento intelectual. Valerse de la lógica analítica para pretender utilizar el entendimiento como instrumento para generar nuevo conocimiento, resulta en dialéctica, la falsa ilusión del conocimiento.

Para superar tales limitaciones, se acude a la lógica trascendental, a través de la cual se determina el origen, el alcance y la validez objetiva del conocimiento. La analítica trascendental se transgrede al hacer uso trascendental de la razón, lo que nos conduce a la falacia de la dialéctica trascendental.

Esta apariencia ilusoria del conocimiento a través de la dialéctica de la lógica general y de la dialéctica trascendental, induce al error.

Así, haciendo uso de la dialéctica de la lógica general, se afirma obtener nuevos conocimientos objetivos y materiales a partir de las reglas formales del pensamiento.

Y, haciendo uso de la dialéctica de la lógica trascendental, se asumen los preceptos subjetivos como objetivos y se hace uso lógico de la razón pura en la analítica trascendental de los objetos que se encuentran por fuera de la experiencia. Esto, debido a que la razón toma los conocimientos previamente adquiridos para establecer conceptos sobre ellos. Es decir, la razón subsume el conocimiento en términos prácticos y objetivos.

Al parecer, es una condición natural de la razón, pero que puede trascender a sus propias limitaciones. Para ello, es preciso cultivar el entendimiento sobre un aspecto fundamental de las formas que se encuentran en el principio de la naturaleza y en todo aquello desarrollado en el campo fenoménico que establece reglas para la interacción con los objetos.

La inteligencia discernidora no se refiere a la mera forma del conocimiento, sino que trasciende al entendimiento puro y los principios sin los cuales no puede ser analizado objeto alguno. Esta es la lógica de la verdad.

Se deben conocer las formas en las que se organiza la actividad intelectual con el fin de trascender las limitaciones del raciocinio y acceder a la sabiduría consciente, aquella que lo considera todo. Estas formas corresponden a las formas inmateriales y materiales de organización de las existencias y que resultan en máximas de toda actividad humana, quien en principio actúa como testigo.

Todo concepto de organización funciona como un sistema, un orden relacional en el que participan las existencias inmateriales y materiales, esto es, las condiciones imperativas en las que se ejecutan cualesquiera actividades.

Los errores del entendimiento sobre este asunto, generan falacias teóricas como el dilema del antropoceno, desarraigando la participación del individuo en sistemas individuales por la percepción evidente del impacto de sus actividades en el conjunto.

--

--

Abd Al-Ahad

Abd Al-Ahad seudónimo de Abraham Elías Jattin Mangones. Nacido en la ciudad de Lorica, Córdoba, Colombia.